Centroamérica, Costa Rica

Visitando el Parque Nacional Manuel Antonio

16 mayo, 2016 • Por

Considerado uno de los parques naturales más bonitos del mundo y el más famoso de Costa Rica, el Parque Nacional Manuel Antonio fue nuestra tercera parada en el país tico. Su relativa cercanía a San José, su fácil acceso y variedad de servicios, sumadas a esta gran fama son un arma de doble filo para el avistamiento de fauna. Sus idílicas playas y paisajes sólo estarán libres de gente en una postal.

Camino a Quepos: el puente del Río Tárcoles
rio tarcoles

Si te diriges desde San José a cualquiera de los parques Naturales del Pacífico tendrás que atravesar el puente del Río Tárcoles. Es sencillo, un puente de la carretera Pacífica Fernández Oreamuno que atraviesa un río. El atractivo de este puente está en sus inquilinos, que no son otros que cocodrilos de un tamaño más que considerable, a los que poder ver en su hábitat natural. Alrededor del puente tienen, como no podía ser de otra forma, un auténtico circo mediático, dónde comprar desde recuerdos, a bebidas frías (más útiles), o incluso hacer un tour de los cocodrilos Una parada en el camino que puede ser sin duda curiosa, aunque ojo, muchos aprovechan el momento de asomarse para flipar con los reptiles para limpiarte la cartera….. 

cocodrilo rio tarcoles

Parque Nacional

                Manuel Antonio

 

cartel manuel antonio

A tres horas de la capital San José, en la localidad de Quepos, encontramos un pequeño parque natural con una de las mayores bellezas escénicas de Costa Rica. Su bosque húmedo(creo que decir húmedo es poco) atrae a miles de visitantes diariamente. El principal atractivo del parque es que reúne, en su reducido tamaño, desde mucha fauna y flora (algunas en peligro de extinción), a increíbles playas de arena fina blanca y paisajes espectaculares.

entrada manuel antonio

 

Horario y precio
El parque nacional Manuel Antonio está abierto de 7 am a 4 pm, de martes a domingo con un precio de 16$

 

perezoso manuel antonio

Con la premisa de entrar al parque a primera hora del día para encontrarse la menor gente posible, accedimos al parque a las 7:00 de la mañana. El tráfico de gente por el sendero del perezoso(el sendero principal) ya no era poco, si bien tenía un lado bueno, si había algún animal, habría al menos treinta personas mirando hacia arriba. Pronto encontramos el primer grupo mirando a los árboles, un perezoso dormía en lo alto de un árbol, al menos a 20 metros de altura. Lo localizamos con bastante trabajo con los prismáticos, si bien ésta es otra de las cosas que debes tener clara, no es tan fácil como parece ver animales, mucho menos sin ayuda de unos primásticos o un guía.

 

La playa de Manuel Antonio
playa manuel antonio

El final del sendero del perezoso, de unos 2km termina en una gran pendiente que lleva a la playa de Manuel Antonio, bastante poblada(no era Benidorm aún así). Nombrada como la mejor playa de Centroamérica en el año 2013, hay que reconocer que es una pasada, arena blanca y fina, aguas cálidas y una verde y frondosa vegetación que te harán flipar. Es aquí donde es fácil ver animales como monos capuchinos, titís, mapaches, coatíes, etc que vienen en busca (y captura) de alimentos a la playa, llegando a ser agresivos para obtener su botín. También abundan aves acuáticas como gavilanes, águilas pescadoras o pelicanos, que podrás ver volar en grandes grupos. Cuenta además con unas prácticas duchas de agua dulce para poder darse un baño sin la preocupación del molesto salitre , con el único precio de esperar una larga cola.

guatusa manuel antonio

titi manuel antonio

coati manuel antonio

capuchino manuel antonio

Casi en paralelo a esta playa, nos encontramos la playa de Espadilla Sur, una playa mucho más abierta y quizás por ello no tan bonita que la anterior pero si notablemente más vacía. Con una extensión de casi un km de largo y un oleaje un poco fuerte, pero sin corrientes que nos impidan darnos un baño en un entorno increíble. Estas dos playas son atravesadas por un pequeño riachuelo dónde puede haber caimanes.

espadilla sur manuel antonio

espadilla sur manuel antonio

 

Paseando por los senderos del parque

El parque cuenta con una perfectamente organizada y cuidada red de senderos. Uno de los senderos más bonitos a recorrer es el sendero de Punta Catedral, una especie de península que en el pasado fue una isla. El paseo a través del bosque es muy caluroso, y te lleva a miradores desde los cuales ver islas donde anidan las aves marinas, o en su época, avistar ballenas, pues es un punto de paso en la migración de las mismas. A través de este sendero es fácil encontrarse iguanas o garrobos tomando el sol 

sendero manuel antonio

Existen otros senderos menos transitados que te llevan a sitios como una cascada (cuando fuimos estaba seca pero fue el único sitio dónde pudimos estar completamente solos) el sendero Mirador que te lleva a lo alto de un mirador desde dónde ver el Pacífico o el sendero Playas Gemelas, con una playa plagada de monos capuchinos y un mirador a Playa Escondida.

sendero mirador manuel antonio

playa escondida manuel antonio

 

Pese a todo lo malo que pueda tener tantísima aglomeración de turistas, y no ser un Parque Natural para nada virgen, su fauna y vegetación bien merecen una visita, arriesgándonos a decir además, que sus playas fueron las mejores que pisamos en todo Costa Rica.

 

Una tarde en Playa Espadilla
espadilla manuel antonio

Llegamos a Quepos el día anterior a visitar el parque, y ya era demasiado tarde para recorrerlo con la calma que merece, asi que, buscamos alternativas. Pronto nos dieron una buena recomendación, pasar la tarde en playa Espadilla. Una larga playa con la vegetación llegando a la arena, con bastante oleaje pero sin corrientes perfecta para divertirte en la arena, darte un chapuzón o tomarte un cóctel mientras te cueces al sol (literal) Llena de vida, son muchos los ticos que van a pasar el día, con su picnic característico. Si bien lo mejor de todo llegó al final del día, con la mejor puesta de sol que pudimos ver en Costa Rica.

puesta de sol espadilla manuel antonio

puesta de sol espadilla manuel antonio

 

pura vida